En ese “presta más atención a tus estudios y menos a la radio” las siguientes generaciones cambiarían “la radio” por “la tele”, “los videjuegos” o vaya a saber qué.